Novedades
 

¿Quiénes somos?

SEO-Monticola:
Asociación de Estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Universidad Autónoma de Madrid
Grupo Local de la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife)
Grupo de Anillamiento Científico de Aves

SEO-Monticola

El Grupo Ornitológico SEO-Monticola lo integramos un grupo de personas aficionadas y dedicadas a la ornitología, que tenemos como objetivo la divulgación e investigación dentro de este campo.

La labor del grupo la realizamos desde tres perspectivas distintas pero conectadas entre sí, ya que somos Asociación de Estudiantes de la Universidad Autónoma de Madrid, Grupo Local de SEO/Birdlife y Grupo de Anillamiento Científico. Así nuestro grupo está constituido tanto por estudiantes y profesores universitarios como por anilladores y aficionados a las aves, a los que nos une las ganas por disfrutar de las aves y la naturaleza.

SEO-Monticola lleva trabajando en la Comunidad de Madrid y otras zonas de España más de 25 años, participando activamente en proyectos y campañas de SEO/Birdlife y promoviendo y realizando proyectos y estudios de iniciativa propia. Pero sin duda, una de las facetas más importantes de nuestro grupo es la labor de divulgación y conservación de las aves y su hábitat, lo cual durante todos estos años ha contribuido a la formación de nuevos ornitólogos y aficionados de las aves. Esto se debe en gran medida gracias a las actividades divulgativas desarrolladas desde la Asociación de Estudiantes de la UAM, como las excursiones y cursos relacionados con la ornitología, y a las publicaciones que todos los años realizan miembros de nuestro grupo, como es el Anuario Ornitológico de Madrid, o bien en congresos y revistas científicas de interés nacional e internacional.

A día de hoy somos más de 70 socios, de los cuales más de 40 son anilladores o bien están en la etapa de formación para serlo, junto con los colaboradores y alumnos y miembros de la UAM.

Historia del Grupo

Corría el año 1980 cuando el hoy presidente de SEO/BirdLife, Eduardo de Juana —por aquel entonces profesor de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM)—, tuvo la iniciativa de organizar un grupo de aficionados a las aves aprovechando el interés de varios alumnos y profesores de la facultad de Ciencias. Nacía el Grupo Ornitológico Monticola. Con la firma de su acta fundacional en 1984, y su registro como asociación en la Comunidad de Madrid en 1985, el empeño personal de unos pocos se tornó en una actividad organizada de muchos más, cuya labor se vio facilitada desde 1993 con su reconocimiento como Asociación de Estudiantes de la UAM. En el año 1992, para apoyar a la Sociedad Española de Ornitología y dado que la mayoría de sus socios pertenecían a esta entidad, se decidió constituir, además, como uno de los primeros grupos locales de SEO/BirdLife: Grupo Ornitológico SEO-Monticola, lo cual ha contribuido enormemente a divulgar y fomentar sus actividades.

En sus orígenes, el grupo trataba de fomentar la ornitología en el ámbito universitario organizando a los estudiantes de la UAM con interés por las aves. Para ello, convocaba excursiones, jornadas de anillamiento, charlas y los primeros censos de aves a escala regional. Destacan, por su dificultad de organización en aquellos tiempos, los anillamientos en dormideros invernales del sur de Madrid y los censos de cigüeña blanca en Segovia. A principios de los años 90, el grupo se embarcó en su primera campaña conservacionista de hondo calado promoviendo la creación de la Reserva Ornitológica de Los Albardales en San Martín de la Vega, una iniciativa que sirvió para proteger un carrizal del sur de Madrid importante por sus poblaciones de paseriformes, especialmente cuando constituía un nutrido dormidero para muchas especies invernantes.

Con el paso de los años, los primeros socios de Monticola se fueron licenciando, y algunos perdieron el contacto con el grupo. Pero otros lo mantuvieron, generando un nexo intergeneracional que, junto con el incremento en el número de socios y colaboradores no ligados a los ámbitos universitarios (sobre todo a través del grupo de anillamiento), permitió incrementar el número de actividades en la década de los 90. En la actualidad el grupo está formado por más de 70 socios, de los que más de 40 son anilladores.

Desde su origen, el objetivo principal del grupo ha sido promover la conservación de las aves y sus hábitats, especialmente en el ámbito de la Comunidad de Madrid. Como prueba de sus logros, durante sus más de 25 años de existencia ha conseguido sacar adelante numerosas actividades formativas, programas de censo y seguimiento, y publicaciones ornitológicas científicas y divulgativas.

Entre las actividades formativas se encuentra la organización de cursos sobre temas variados: iniciación a la ornitología, anillamiento científico, técnicas avanzadas de identificación de aves, etc., con más de 35 cursos desarrollados en el campus de la UAM; así como la organización de varios ciclos de conferencias y seminarios. Se complementan con varias decenas de excursiones a diversas áreas de interés ornitológico tanto de en la Comunidad de Madrid como en el resto de España: La Mancha, Villafáfila, Gallocanta, Monfragüe, Doñana, delta del Ebro, Santoña, Tarifa, etc. Estas actividades se vienen realizando año tras año en el seno de la UAM, donde despiertan un enorme interés entre futuros biólogos y ambientólogos, quienes encuentran en ellas un útil complemento a su formación académica.

Los programas de censo y seguimiento de aves que ha desarrollado el grupo han sido numerosos, destacando por su interés los de cigüeña blanca en Segovia, y los de garcilla bueyera, cormorán grande, aves acuáticas invernantes, elanio común y codorniz común en Madrid. La mayoría de estos programas ha sido posible gracias al compromiso de los miembros del grupo con el mejor conocimiento de la avifauna local, pero siempre que ha sido posible se ha intentado financiarlos buscando apoyos públicos o privados. Este esfuerzo de integración social no sólo ha conseguido aumentar el compromiso de los miembros del grupo y la calidad de sus resultados; también ha servido para incrementar notablemente la difusión pública y el prestigio de las actividades de Monticola. Como no podía ser de otra manera, muchos socios del grupo participan activamente en los censos y atlas nacionales organizados por SEO/BirdLife, al igual que en los diversos programas de seguimiento de aves a largo plazo: SACRE, Noctua, PASER, Aves y Clima.

El anillamiento siempre ha sido una de las principales actividades de Monticola. De hecho, el grupo ha participado en todas las campañas de anillamiento coordinadas en España por SEO/BirdLife en las últimas décadas (PASER, Sotos de Ribera, Biometría, Golondrina, Calidris, Tarso, etc.). Sin lugar a dudas, la Estación de Anillamiento de Las Minas (San Martín de la Vega) es el buque insignia del anillamiento de Monticola: allí se ha anillado cada semana y de forma estandarizada desde 1995 (más de 850 días de anillamiento con más de 5.000 horas de muestreo desde entonces). En esta estación se han formado muchos anilladores y comparten experiencias desde aprendices hasta viejas glorias, en lo que hoy constituye un auténtico foro natural donde se imparten cursos, se plantean proyectos, se debaten estrategias o, sencillamente, se va a disfrutar de una mañana en buena compañía. Con su trabajo en Las Minas, el grupo Monticola fue uno de los pioneros del programa PASER de SEO/BirdLife, un compromiso que actualmente mantiene contribuyendo con cinco estaciones de seguimiento, testigos del estado de salud de la avifauna madrileña.

No obstante, todo este esfuerzo habría sido en vano si el grupo no se hubiera preocupado de divulgar, en los foros más apropiados en cada caso, los resultados de sus actividades. Los trabajos de Monticola rara vez faltan entre las comunicaciones de los Congresos Españoles de Ornitología y los Encuentros de Anilladores. Además, muchos de sus resultados se publican habitualmente en revistas como Ardeola o la Revista de Anillamiento, y no han faltado las publicaciones en otras revistas científicas y divulgativas nacionales e internacionales.

Sin embargo, entre las publicaciones del grupo destacan dos por su rápida acogida como referencias inevitables en la ornitología madrileña, pero sobre todo por ser el resultado del esfuerzo coordinado de muchos aficionados de dentro y fuera del grupo. Desde el año 1996 se publica con periodicidad anual el Anuario Ornitológico de Madrid, obra que ha sido y es fundamental para conocer mejor las aves de Madrid, a través de la publicación de artículos, censos y observaciones de interés, que sirven para mantener actualizado el estatus de cada especie en la región. Fue importante también la coordinación y publicación del Atlas de las Aves Invernantes de Madrid 2000-2001, una iniciativa pionera en España que no sólo sirvió para documentar con gran detalle la composición y distribución de la comunidad de aves invernantes en la Comunidad de Madrid, sino que también permitió identificar factores ambientales y socioeconómicos clave para explicar por qué las aves están donde están, y valorar la importancia de los espacios protegidos madrileños como refugios para la avifauna invernante.

Hoy en día, Monticola es el producto de sus más de 25 años de historia, un largo recorrido en el que las inquietudes de sus miembros se han ido diversificando hasta originar un entramado de elementos con funcionamientos autónomos pero unidos por intereses comunes. Así, en Monticola coexisten en buena vecindad una Asociación de Estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Universidad Autónoma de Madrid (cuyos miembros no son todos socios de SEO/BirdLife), un Grupo de Anillamiento del Centro de Migración de Aves de SEO/BirdLife (algunos de cuyos integrantes hace tiempo que terminaron sus estudios universitarios), y un Grupo Local de SEO/BirdLife, SEO-Monticola, que sin duda constituye la figura más aglutinadora y con la que mejor se identifican todos sus miembros.

Queremos terminar esta breve historia agradeciendo su dedicación a todos los que han hecho y siguen haciendo posible que este grupo mantenga su intensa actividad y dinamismo. Hasta ahora hemos disfrutado más de 25 años trabajando con las aves y aportando todo lo que hemos podido a su conocimiento y conservación, y esperamos seguir así por mucho tiempo. Confiamos en que SEO-Monticola seguirá facilitando la formación de muchos en el campo específico de la ornitología, y de forma general en todo lo que concierne a la naturaleza. Y esperamos seguir participando activamente en sus programas de investigación, seguimiento y divulgación, o sencillamente deleitándonos compartiendo nuestra afición a las aves.

¿Por Qué Monticola?

Roquero Rojo

Nuestro nombre, Monticola, es debido al género al que pertenecen dos especies de la avifauna ibérica conocidas vulgarmente como roqueros, como son el roquero rojo (Monticola saxatilis) y el roquero solitario (Monticola solitarius). Los roqueros pertenecen a la familia de los túrdidos, por lo que son familiares cercanos de los zorzales y mirlos. En el continente europeo, ambas especies presentan una distribución mediterránea, apareciendo ligadas a los roquedos montañosos, encontrándose el roquero rojo generalmente en zonas más altas. No obstante, ambos pueden nidificar en zonas de matorrales bajos e incluso en hábitats antropógenos, como muros de piedras en bancales, tejados y casas deshabilitadas.

El roquero rojo es un pájaro inconfundible debido al colorido de su plumaje. En el caso del macho, la parte superior de la cabeza y de la espalda son de color gris azulado, aunque en la espalda presentan un contrastado panel de color blanco. Las alas son de color pardo oscuro, mientras el pecho y la cola son de color anaranjado, creando un llamativo contraste de colores. En el caso de las hembras, las partes superiores están fuertemente moteadas y marcadas de pardo, y las inferiores se encuentran formando escamas pardo anaranjadas. El macho del roquero solitario presenta un plumaje azulado uniforme, contrastando únicamente el panel alar, más oscuro. La hembra, al igual que en el caso anterior, presenta el plumaje moteado, con un colorido menos azulado, adquiriendo matices marrones.

Roquero Solitario

El roquero rojo, es un migrador transahariano, por lo que únicamente puede verse en la península Ibérica durante el periodo estival, entre los meses de abril y octubre. En el caso del roquero solitario, mientras las poblaciones ibéricas son residentes y pueden encontrarse en la península a lo largo de todo el año, las poblaciones más norteñas de son migradoras.

El periodo de cría del roquero rojo raramente se inicia antes de finales de junio, correspondiendo así con la tardía llegada a las zonas de cría. Mientras, el roquero solitario inicia la fase de reproducción a finales de abril, que dura hasta mediados de julio, debido al carácter residente de la especie y a que, generalmente, nidifica a menor altitud que el roquero rojo, llegando a hacerlo con cierta asiduidad a nivel del mar. En cuanto a la alimentación, típicamente insectívora, se basa especialmente en orugas, mariposas, gusanos y pequeños caracoles, aunque los frutos también pueden formar una parte importante de su dieta.

Fotos: Andrés M. Domínguez

Para saber más:

Fichas Atlas de Aves reproductoras de España: Roquero rojoy Roquero solitario

Atlas de Identificación de Las Aves de Aragón (Javier Blasco Zumeta): para reconocer los plumajes del Roquero rojoy Roquero solitario