1
Publicado el 9 de abril de 2013 por Beatriz Vigalondo en Blog
 
 

Crónica de la excursión al P.N. de Monfragüe 2013

7485ph Cañada pájaros

El 6 de Abril a las 8.00 de la mañana, sale de la estación de Atocha un heterogéneo grupo rumbo al Parque Nacional de Monfragüe. Unas horas después, el paisaje urbano es sustituido por jaras, encinas y alcornoques, y empezamos a olvidarnos del madrugón adentrándonos en la dehesa extremeña, recibidos por alcaudones comunes y rabilargos. Las primeras aves rapaces aparecen en el mirador de la Portilla del Tiétar dónde nos asombramos, por primera vez en el fin de semana, con los buitres leonados que nos observan desde los roquedos. Nos acompañan también golondrinas daúricas, alimoches, milanos reales y negros, cormoranes volando a ras del agua y, cómo no, nos deleitamos con la famosa cigüeña negra. Tras este primer contacto con el Parque Nacional de Monfragüe, llegamos a Villareal de San Carlos, único núcleo poblacional del parque, dónde comemos y nos reponemos al sol del madrugón para iniciar por la tarde la subida a Cerro Gimio.

Tras recorrer la fresneda y tamujar del arroyo de Malvecino y atravesar una zona de bosque mediterráneo, con la visita de un águila culebrera y un alimoche de por medio, alcanzamos el alto del cerro, desde dónde disfrutaremos de unas bonitas vistas de la unión del Tajo con el río Tietar, con el castillo de Monfragüe de fondo. Desde allí volvemos a contemplar a los buitres leonados, que planean muy cerca de nosotros aprovechando las últimas corrientes térmicas del día, y exclamamos de alegría al ver un águila imperial ibérica, que aparece lanzando su peculiar grito y mostrándonos sus hombros blancos.

Cerro Gimio, disfrutando de la tarde esperando el paso del águila imperial.

Observando este águila tan emblemática en la península, nos queda cada vez más clara la diferencia entre un buitre y un águila, y emprendemos el regreso a la aldea. Por la noche, el canto de los pájaros es sustituido por el croar de las ranas, que resuena con fuerza en la noche, y antes de irnos a dormir, aprendemos algo más sobre los anfibios del Parque en un pequeño taller nocturno.

Tras pasar la noche en unos chozos, antiguamente ocupados por pastores y ahora rehabilitados por el Parque, comenzamos lo que será un soleado domingo con muchas cosas que descubrir. La primera parada será el mirador del Salto del Gitano, dónde observamos, además de los buitres que nos acompañan durante toda la excursión, una pareja de roqueros solitarios, una perdiz roja, chochines, herrerillos, carboneros comunes y garrapinos y entre otras especies el agateador de todos los años trepando por el Salto del Gitano.

Emprendemos después la subida al castillo de Monfragüe por la ladera de solana, para descender después por la umbría. Tras subir los 134 escalones de acceso al castillo, descansamos en lo alto disfrutando de la panorámica del Parque, observando el vuelo del buitre leonado, y sus diferencias con el buitre negro. Tras la bajada por la umbría del Castillo entre arces, brezos, madroños y alcornoques de gran tamaño, llegamos a la Fuente del Francés, donde nos encontramos con un par de crías de salamandra y la ausencia este año de los vencejos.

Castillo de Monfragüe con vistas a Peña Falcón

Para despedirnos de estos paisajes que nos han estado acompañando a lo largo del fin de semana, paramos en el mirador de la Tajadilla, donde pudimos ver los primeros pollos de buitre leoando en sus nidos, una pareja de picogordos picoteando entre los olmos, y una pareja de milanos dándose un festín y dejándose querer entre las ramas de un pino en la orilla de enfrente. Por último, nos despedimos del Parque Nacional volviendo a la Portilla del Tiétar, donde volvió a aparecer el águila imperial lanzándose sobre un par de buitres para desaparecer tras la portilla y consolidar lo aprendido sobre rapaces a lo largo de la excursión.

Para rematar el día realizamos la última parada, esta vez para observar aves acuáticas en el embalse de Arrocampo. Este lugar nos sorprendió con gran cantidad de especies nuevas que añadir a la lista, entre las que destacamos garza real,  un número considerable de parejas de garza imperial, somormujo lavanco y calamón entre otras, además de atisbar a lo lejos una carroñada de buitres junto a un rebaño de ovejas.

El grupo al completo en el embalse de Arrocampo (Saucedilla)

Aquí acaba esta última excursión del curso 2012/13, tras haber descubierto la geología, flora y fauna del Parque Nacional de Monfragüe.

Muchas gracias a todos los que nos habéis acompañado en este viaje.

Nos vemos pajareando.

 

Lista de especies:

Perdiz roja

Buitre leoando (Gyps fulvus)

Somormujo lavanco

Cormorán grande

Garcilla bueyera

Garceta común

Garceta grande

Garza real

Garza imperial

Cigüeña negra

Cigüeña blanca

Espátula común

Milano real

Milano negro

Alimoche común

Buitre leonado

Buitre negro

Culebrera europea

Busardo Ratonero

Águila imperial ibérica

Águila-Azor perdicera

Cernícalo común

Gallineta común

Calamón común

Focha común

Cogujada común

Avión roquero

Avión común

Golondrina común

Golondrina daúrica

Lavandera blanca

Chochín común

Petirrojo europeo

Roquero solitario

Mirlo común

Carbonero garrapinos

Carbonero común

Herrerillo común

Agateador común

Rabilargo

Urraca

Cuervo

Gorrión común

Pinzón vulgar

Verdecillo

Verderón común

Jilguero

Picogordo

Triguero

Escribano montesino

Alcaudón común

Buitrón

Ruiseñor bastardo

Ruiseñor común

Paloma torcaz

Paloma bravía

Curruca cabecinegra

Cuco

Tarabilla común

Ánade azulón

Andarríos sp.

Gaviota reidora

Estornino

Tórtola turca


Beatriz Vigalondo